22 jul. 2014

El Santo Grial, viaje corto.....

Conducíamos despacio, mirábamos a un lado y a otro, quizás un poco perdidos, intentando vislumbrar lineas buenas...
Finalmente aparcamos atraídos por una losa, que al acercarnos nos descubrió su verdadero tamaño, y losas y más losas...


Una búsqueda incesante de agarres y lineas increíbles, dejando de lado un montón que no nos llamaban la atención...........
Corríamos como niños entre bloques, como diablillos saltando de roca en roca intentando encontrar lineas mágicas, y gritando al aire, mira esto, mira aquello........


Finalmente, nos decantamos por una linea vista en el primer viaje, movimiento sobre romos, que te llevan a regletas, sin olvidar el baile de pies y la contorsión corporal a veces con gestos y posiciones extrañas, pero eso es otra historia...
La niebla llego y la noche callo, nosotros continuamos escalando mientras conducíamos de vuelta, así no hay viaje largo, aunque realmente sea corto.